Discurso Lucía Casas

Presidente Rotaract Club Rosario 2016-2017

Rosario, 5 de julio 2016.

 

Querida familia rotaria y amigos. Buenas noches, gracias por acompañarnos.

 

Es un gran desafío ser presidente de un club tan exigente como Rotaract Club Rosario. Este club es uno de los más fuertes de nuestro distrito. Es un club que no se detiene, que siempre busca mejorar. Que tiene objetivos y metas muy altos.

 

Por eso no es menor la tarea de liderarlo. De mantenerlo motivado y comprometido. Cuando decidí postularme para presidente me pregunté cómo se hace para motivar y comprometer voluntarios. Jóvenes que están en una edad de cambios, barajando estudio, trabajo y vida personal al mismo tiempo. Entonces decidí hacer lo que mejor sé hacer: hablar con mis socios y planificar en base a lo que ellos quieren para sus vidas y su club. Hoy quiero recordarles que todos llegamos al club por diferentes motivos y en distintos momentos, pero llegamos de mutu propio. Es importante que cada uno encuentre sentido de pertenencia en él, que descubran su potencial, dediquen su tiempo a hacer eso que más les gusta y que se comprometan a hacerlo de la mejor manera posible. Confíen en ustedes mismos y en los demás. No se olviden de que cada instancia es aprendizaje. Cuando hacemos nos arriesgamos y a veces cometemos errores, pero los errores no son fracasos. Deben ser razones para volver a intentar.

 

Quiero decir también que es un honor para nosotros contar con un Rotary patrocinador como el que tenemos. Que nos trata como jóvenes adultos, que confía en nosotros, que siempre nos ayuda de todas las formas posibles y que nos ve como sus pares. Trabajar junto a ellos es para nosotros de gran agrado. No tengo dudas de que nos estamos formando como líderes. A ellos, gracias.

 

Me queda agradecer, a mi papá que me invitó a formar parte de la familia rotaria, a Sol, Fede y Gri que son ejemplos rotaractiano a seguir, a mi mamá y a Inés que nos acompañan en cada paso que damos en Rotaract. A Paulina y Florencia con quienes compartí mesa de electos en el ERAUP y forjamos una amistad como presidentes en simultáneo. A Seba Di Giura, a Vale Henderson y a Mateo que me aguantan en todas. Y ni hablar de mi junta y los directores de comité que tomaron conmigo el desafío este período y con quienes sé que vamos a trabajar a la par. A mi club, que sin ellos yo no estaría acá.

 

Para finalizar quiero invitarlos a brindar y leerles unas palabras de John Germ, presidente de RI 2016/17. Él dijo

 

“necesitamos más manos dispuestas, corazones bondadosos y mentes inquisidoras para que se unan a nuestro equipo. Personas como ustedes, que crean en la honestidad, la diversidad, la tolerancia, la amistad y la paz. Líderes que entiendan que la diversidad es fortaleza, los niveles altos de ética no pasan de moda, y que crean, como lo hizo Paul Harris, que servir a la humanidad es lo más digno que cualquiera de nosotros puede hacer con su vida. Entonces, invita a alguien a descubrir su propia gran oportunidad para cambiar al mundo para mejor y para siempre a través del servicio a la humanidad de Rotary. Gracias por lo que han logrado; gracias por lo que están logrando; y gracias por lo que harán para mejorar nuestra comunidad y cambiar vidas. Gracias por aprovechar su gran oportunidad de unirse a Rotary al Servicio de la Humanidad”.

 

Lucía Casas